Saltar al contenido

Emos

GIF de Jack Skellington

La tribu urbana de los Emos es una de las más populares en el mundo. Sus características principales conectan con su particular estética de ojos sombreados y flequillos largos, así como con sus valores centrados en la emotividad, la ecología, la introspección, la timidez y cierto sentido dramático y pesimista de la vida.

Moda y vestimenta Emo

Esta tribu tiene una estética muy definida que, en general, comparte vestimenta entre las mujeres Emo y los hombres Emo, sin demasiadas diferencias entre ambos sexos. Lo cierto es que su interpretación de la moda y lo fashion ha tenido muy buena aceptación popular y el suyo constituye todo un referente en outfits y estilismos de nuestra época. Emplean a menudo camisetas de manga corta (usualmente oscuras o de rayas, con personajes de cómic o de bandas de rock) y pantalones de tubo o muy ajustados. Sus colores predominantes son el negro y el rosa.

El peinado Emo consiste básicamente en pelo liso y flequillos que cubren buena parte de sus caras (e incluso uno o los dos ojos): con ello quieren expresar la ocultación de su personalidad como muestra de fragilidad y emotividad. Además, normalmente llevan estos peinados hacia un lado.

Es también característico de ellos el empleo de piercings y la sombra oscura alrededor de los ojos, normalmente con delineado negro pero a veces también con sombras en rosa o fucsia. Usan deportivas o bambas de Adidas, Vans o Converse bastante coloridas y cinturones y complementos con tachuelas o estoperoles. También emplean grandes hebillas metálicas, pins, perforaciones y piercings, expansores en las orejas, tatuajes y mochilas y bolsas.

Los Emos reclaman para sí una autenticidad que se aleja de las tendencias mayoritarias (a pesar de que ellos mismos han terminado por ser una tendencia muy extendida). Reclaman una vivencia no sólo de lo estético, sino también de los valores propios del grupo, que podemos resumir en su reflejo del dolor humano, su expresión emocional y su ecologismo preocupado por el medio ambiente. En este sentido, dentro de la propia corriente de los Emos hay diversas tendencias que reclaman para sí el carácter más genuino y por ello llaman “Posers”  a aquéllos que, olvidando los valores tras del movimiento, dedican demasiada atención sólo a la apariencia y la estética.

Historia (y música) del movimiento Emo

El movimiento de los Emos tiene su origen durante los años 80’s en la ciudad de Washington DC (Estados Unidos). Nace en un principio sólo ligado a un estilo musical, el hardcore punk, bajo su subgénero emotive hardcore o emo-core. Esta primera fase (inaugurada por Rites of Spring y Embrace en torno a 1985) se caracteriza por la intensidad emocional y por la estridencia musical. Sus seguidores no forman aún un movimiento que pueda considerarse “tribu urbana” ni adoptan atuendos, imagen o estética propios.

A mitad de los 90’s el movimiento se traslada a Nueva York y California y su sonido se transforma progresivamente en más melódico, mezclando además elementos de otros estilos (en esa transición destaca la banda Jimmy Eat World). Comienza a extenderse por todos los Estados Unidos y a acrecentar su popularidad entre los más jóvenes y así surgen particularidades locales como el Midwest emo, el Indie emo, el Screamo que también llevan aparejadas diferencias notables de estilo musical. Aún en esta segunda época el aspecto y la moda no se han consolidado y formado una línea propia que distinga a sus integrantes y seguidores. Los grupos Promise Ring y Sunny Day Real State pueden considerarse dos de los mayores referentes en esta fase.

La tercera generación Emo surge a partir finales de los 90’s e inicios de los 2000’s y conecta con un cambio  en el posicionamiento de los grupos musicales que lideran el mismo: a diferencia de los anteriores, de escasa repercusión comercial, comienzan a explotar y difundir masivamente sus composiciones y su imagen. Nueva York adquiere en este momento la “capitalidad Emo” y entonces se consolidan como dominantes grupos como 30 Seconds To Mars, Fall Out Boy, My Chemical Romance,  Braid, Mineral o The Get Up Kids.

Referentes filosóficos, culturales y estéticos de los Emos

Retrato de Emil Cioran

Se puede decir que Emile Cioran es uno de sus autores filosóficos de referencia, debido a su enfoque pesimista y depresivo. En su línea de pensamiento existe incluso un cierto desprecio por lo humano: según Cioran, lo mejor que puede sucederle a la humanidad es que desaparezca. Sin duda, muchos de ellos no llevan su pensamiento tan lejos como el filósofo rumano pero sí subyace a su mentalidad un cierto hartazgo y desencanto con la humanidad y su falta de valores.

Tim Burton en 2016
Fuente: Leah Gallo

En el ámbito visual y artístico, los Emos admiran las películas de Tim Burton (Eduardo Manos Tijeras, La novia cadáver, Charlie y la fábrica de chocolate, Sleepy Hollow…), su estilo entre gótico y oscuro y el humor negro de sus personajes con los que a menudo se identifican. También “El Cuervo” es para ellos un referente estético con el que se sienten profundamente identificados.

Fotograma de El Cuervo con Brandon Lee
Fuente: The Crow